Teva da voz al dolor reuniendo a más de 150 expertos para debatir sobre él

  • La III edición anual del Foro del Dolor ha pretendido proporcionar una visión global, práctica y actualizada sobre aspectos relevantes en el manejo del DIO (Dolor Irruptivo Oncológico) a través del debate con más de 150 especialistas.
  • Consenso en la definición y detección del dolor irruptivo, abordaje multidisciplinar, utilización de los tratamientos disponibles e implicación y formación del paciente y sus familiares, fueron las conclusiones de este III Foro del Dolor
  • El paciente y sus familiares centraron el debate de estas jornadas, que además pudieron participar en el mismo a través del hashtag #davozaldolor difundido en redes sociales

Los pasados días 12 y 13 de Junio se organizó el III Foro del dolor, el cual reunió  a más de 150 expertos en el tema para debatir sobre los avances, retos y tratamientos en estos 25 años de experiencia en DIO desde que se definió por primera vez. Para ello se contó con la presencia de uno de los creadores de la definición original del DIO, el Dr. Andrew Davies, del Royal Surrey County Hospital en Reino Unido.

Pero en esta tercera edición del foro organizado por TEVA,  fueron muchos los expertos que a lo largo de un extenso y completo programa desgranaron todo cuanto se ha desarrollado a lo largo de estos 25 en el tratamiento del DIO, así como abordar factores relacionados con la sintomatología, el tratamiento farmacológico, la atención al sufrimiento y la atención compartida, siempre bajo el prisma del abordaje multidisciplinar en beneficio del propio paciente y sus familiares.

Precisamente “el paciente y sus familiares” fue uno de los temas más debatidos en las jornadas, no sólo desde la perspectiva médica sino también a través de la participación de los mismos, con preguntas y comentarios a lo que iban leyendo en la transmisión que se realizó por redes sociales con el hashtag #davozaldolor.

El Dr. Andrew Davies destacó la prevalencia del DIO, cifrada en un 59,2%, destacando que “nunca hay dos pacientes iguales y es sumamente importante por ello individualizar el tratamiento” e hizo un repaso desde la primera definición de 1990 hasta la actual incidiendo en la necesidad de utilizar algoritmos que faciliten una mejor identificación del dolor irruptivo oncológico para su detección.

Así mismo el Dr. Albert Tuca, del Hospital Clínico de Barcelona, habló del abordaje multidisciplinar del DIO a través de una experiencia multidimensional como él mismo definió. “Las áreas afectadas de la calidad de vida del paciente son múltiples, desde las actividades de la vida diaria, la capacidad de caminar, el descanso, la relación interpersonal, el estado de ánimo y la capacidad de disfrutar de la vida. Por ello es fundamental que busquemos entre todos el difícil equilibrio entre calidad de vida y sufrimiento para el paciente”, destacó en su ponencia. En este tema sobre la multidisciplinaridad del abordaje, el Dr. Javier de Castro, del Hospital Universitario La Paz, reflejó la importancia de la comunicación entre especialidades presentando un caso clínico durante su ponencia.

El Dr. César Margarit del Hospital General Universitario de Alicante fue el que introdujo al paciente y su familia en el centro del debate realizando un repaso por todas las facetas que se deben cubrir en el abordaje del dolor oncológico y destacando que “la familia del paciente también se ve afectada por el DIO y se debe abordar con el adiestramiento familiar. No podemos olvidar que la familia es el apoyo del paciente en sus momentos más difíciles y hay que implicarla en el tratamiento del dolor”. Además resaltó que “sólo el 33% de los pacientes de DIO toman el tratamiento prescrito cuando tienen episodios y la información debe ser piedra fundamental”.

En este mismo sentido también habló el Dr. Rafael Gálvez, del Hospital Virgen de las Nieves, presentando los resultados de una encuesta en calidad de vida de los pacientes con DIO. “El 75% de los pacientes refiere las crisis de DIO como lo más desesperante en el dolor oncológico y la mejoría de su calidad de vida se basa en la formación e implicación del paciente en el automanejo del DIO”, resaltó  en su ponencia.

Consenso en la definición y detección del dolor irruptivo oncológico, abordaje multidisciplinar, utilización de los tratamientos disponibles e implicación y formación del paciente y sus familiares, fueron a la postre las conclusiones de este III Foro del Dolor dirigido a especialistas de Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Cuidados Paliativos y Unidades de Dolor. El cual pretendía proporcionar una visión global, práctica y actualizada sobre los aspectos más relevantes en el manejo del DIO y que serán recogidas en una publicación editada por TEVA en colaboración con los especialistas participantes para Septiembre de este año.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios en esta página web. Al seguir navegando, acepta el uso que hacemos de dichas cookies. Para más información consulte nuestra política de cookies.

Acepto el uso de cookies en esta página